La cantidad de ecografías que se realizan en el embarazo es relativa, la del comienzo no es imprescindible ya que una ecografía antes de tiempo puede arrojar datos erróneos (puede no verse al ser un embarazo incipiente).
La primera ecografía:
Se suele realizar sobre las 7 u 8 semanas contando desde el último periodo, en esta ecografía se confirmara el tiempo de embarazo, y la fecha estimada de parto, se podrá ver cuantos sacos hay en el útero, y la medida del pliegue nucal del embrión lo que hará posible ver si existe alguna malformación.
La segunda ecografía:
Se suele realizar a las 20 semanas, es la famosa ecografía morfológica, en esta ecografía se podrán ver los órganos del bebe, si presenta alguna malformación o alguna cardiopatía, se puede ver el largo de los huesos, los diámetros torácicos y abdominales, la medida de la cabeza entre otras cosas, es una ecografía que arroja muchos datos importantes sobre como se encuentra el bebe.
Tercera ecografía:
La tercera ecografía se suele realizar entre la semana 32 y 36. En esta ecografía se vera el crecimiento del bebe, el liquido amniótico, el peso, el cordón umbilical, etc.
Como acabamos de detallar las ecografías necesarias en un embarazo que transcurra con normalidad son tres, en caso de perdidas, o de otras complicaciones se repetirán más, siempre con el fin de ver el estado en el que se encuentra el bebe.
Las ecografías que podemos encontrar:
Tenemos la ecografía normal 2D, que es la que se suele realizar en las consultas medicas. Luego podemos encontrar las 4D, a color, donde se puede medir el flujo de la sanguíneo, y arroja una imagen mas clara del bebe, esta ayuda a detectar de forma mas sencilla si el bebe presenta alguna anomalía, mas allá de todos estos avances, sea cual sea la ecografía que decidas practicarte, ya sea 2D o 4D, son  muy importantes a lo largo del embarazo para saber como se va desarrollando el bebe.