Estuvimos en la feria de Bebés&Mamás en Barcelona, y tuvimos la oportunidad de poder asistir a una charla de la coach Raquel De Diego. Está es una parte de la charla y que no podíamos dejar de compartirla.
Tranquilidad y Apego (Raquel De Diego)
Embarazo, pareja y crianza.
Cuando se afronta la maternidad, empezamos a mirar todas las cosas materiales que necesita un bebé, pero lo que realmente necesita un bebé durante esos primeros meses, esos primeros días, sois vosotros, porque nacen con una necesidad importantísima de protección, llevan nueve meses en la barriga, en el útero materno y al salir al exterior es todo desconocido, mas frío, mas hostil, el hecho de los sonidos, la temperatura, todo cambia y necesitan es protección, es importante saber también que los bebés nacen incompletos a nivel cerebral, nacen solamente con un 20% del cerebro desarrollado, y  necesitan el cariño del los padres, tienen que ofrecerle  protección, por lo cual es importante formar un buen equipo para la crianza.
Las emociones, el vínculo emocional de los bebés, la importancia que requiere como cuidar de nuestros bebés, de generar una buena educación emocional y un buen vínculo desde el apego y el apego seguro no es tan nuevo. Ya desde la edad media a los bebes se los podía regalar, se les vendía a otras familias, luego más adelante en el renacimiento el tener un hijo era como una estructura de cera que se le podía modelar como quisiera el adulto que fuese, solo hay que recordar en las fotos antiguas que los bebés eran como pequeños adultos, con la ropa, los gestos, no se tenía para nada en cuenta sus necesidades emocionales como niños, la infancia quedaba olvidada.
En la edad moderna, en el siglo XVIII exactamente, los niños que robaban porque se tenían que buscar la vida, que de hecho se les penalizaba, se los sancionaba, pocas veces podían estar viviendo una infancia y al final del siglo XIX al fin se determina por psicólogos y psiquiatras que se compromete el desarrollo cerebral mucho si no tienen un buen vínculo emocional los bebés desde el embarazo y es en 1990 con la carta de derechos de los niños, cuando se reconoce también esta necesidad de cuidar a los bebés desde un estado emocional.
Cuando se escucha el típico, no cojas al niño, no lo tengas en brazos que se acostumbra, deberíamos mirar un poco más a nuestros bebés, empatizar con ellos, hay cosas que nos pueden decir los pediatras de su desarrollo, pero cosas que no nos puede decir ningún manual, cuando compramos manuales en el embarazo, en la crianza, lo que no nos pueden contar en estos manuales es como es cada uno de nuestros hijos, porque eso lo conocemos solamente nosotros, conocemos su llanto, su sonrisa, sus necesidades, hay el que le gusta mas el ruido, hay al que es mas tranquilo que no le gusta menos el jaleo de cuando vienen visitas a casa.
Una de las frases que me gustaría destacar de la OMS (organización mundial de la Salud) porque es muy importante, muy comprometedora, “La falta de vínculos afectivos compromete la formación inicial del cerebro”, de aquí que cuando llegamos a la edad adulta, ¿A quién le cuesta expresar sus emociones?, ¿A quién han educado emocionalmente para saber expresarlas? ¿Cómo las expresamos y como las canalizamos? porque sentir sentimos todos, pero ¿Cómo manifestamos esas emociones?. Aquí es cuando Raquel planteo ejercicio con 4 personas que estaban en el público, el ejercicio constaba en ponerse uno detrás de otro, y tocarle la espalda a la persona que se tenia delante, entonces el siguiente tendría que tocarle la espalda de la misma manera que lo había percibido, y la primera persona que toco la espalda de la segunda se puso al principio de la fila que habían formado para que le tocaran la espalda como lo había hecho ella al principio, el resultado fue muy interesante, cuando se le pregunto si se parecía a como ella lo había hecho, ella contesto que era parecido, pero lo que ella recibió no era lo que había querido transmitir, aquí Raquel nos explica que en muchas ocasiones sucede eso, que queremos transmitir algo y no sabemos ni como lo estamos haciendo para que a la otra persona le impacte como nosotros queremos, y como la otra persona lo interpreta, eso nos pasa también cuando estamos con los bebés, al principio cuando los estamos conociendo, ¿Qué es lo que estamos percibiendo de ellos?, ¿Qué nos querrá decir?. Ya cuando somos adultos, con nuestra pareja, con nuestros amigos, con personas de confianza, hay veces que lo dejamos pasar, también cuesta, hay que hacer ese pequeño esfuerzo de decir, me quede a gusto con esto, pues a lo mejor no y hay que poder decir no, yo quería decir esto otro, y de qué manera podemos hacerlo.
Hay algo mas allá desde lo que transmitimos a nuestros bebés desde el embarazo que no solamente son las emociones, que no solamente es la alimentación que estamos teniendo, que tenemos todo un torrente sanguíneo por el que pasan muchísimas cosas a través de la placenta y que llegan a nuestro bebés, ya hablando de la parte psicosomática, nuestras reacciones, nuestras vibraciones del cuerpo, todo los que nos trasmite alguien, si os ponéis en el ejemplo de cuando os encontréis con alguien lo que os hace sentir esa persona, puedes estar contenta o triste emocionada de alguna manera, pero todo eso que yo estoy sintiendo en mi cuerpo que me trae esta emoción se la estoy transmitiendo a mi bebé, incluso los miedos, de hecho los bebes desde el embarazo sienten el miedo, hay determinadas emociones que ya se sienten antes de nacer, y todo eso desde que estamos embarazadas se lo hacemos llegar al bebe, y es muy importante cuidarse en el embarazo, físicamente, con la alimentación y emocionalmente, por eso todo lo que podamos encontrar para hacernos bien será hoy muy importante, todo lo que podamos acompañarnos de personas  que también nos ayude a encontrar este equilibrio emocional y saber manifestar que es lo que necesitamos, también lo será, lógicamente tenemos que hacer este cuidado, es una etapa muy especial, el embarazo solo pasa una vez en la vida por lo tanto vamos a cuidarlo porque es una forma también de prepararse para la crianza,  cuanto mejor nos estamos preparando emocionalmente nosotros y mejor nos estamos conociendo, mejor asumiremos ese cansancio, ese no saber que me esta queriendo transmitir mi bebé y estaré mucho mejor preparada junto con mi pareja compartiéndolo con ella, el como podemos hacerlo para que esta crianza sea mas sencilla, porque ese vínculo que se da desde el embarazo se nota ya una vez que tenemos al bebé con nosotros.
El sentido que se desarrolla primero en los bebés es el oído, desde la semana 13,  de hecho los niños son musicales, y las madres les suelen hablar como si estuvieran cantando, fijaros cuando le hablamos nos sale como un tono melódico, porque el oído en el ser humando es el que antes se desarrolla, por eso somos melódicos, pensar que con la música se pueden hacer muchas cosas, transmite mucha información. A partir de la semana 26 el bebé puede escuchar los sonidos exteriores, especialmente los agudes y por eso es importante que nuestra pareja les hable, que se vaya también identificando un poco con las cosas que quiere transmitir a su bebé, no solamente del como será, el parecido que tendrá con nosotros,  sino como nos gustaría hacerlo, como nos gustaría que fuera, como nos gustaría que nos reconociera, todo este tipo de trabajo que enriquece muchísimo a la pareja e incluso a la preparación para el parto porque tendremos una mejor estabilidad emocional que nos va a ayudar a la hora del parto, eso nos va a ayudar en la crianza. El sentido del oído a partir de la semana 26 que ya es capaz de escuchar los sonidos exteriores, el bebe podrá escuchar música, podremos hablarle,  cantarle una canción, nuestra pareja podrá hablarles, porque el bebe será capaz de reconocerla, y cuando nazca, en este mundo ya tan frio que no tiene nada que ver con ese calor que sentía tan agarradito ahí a todo lo que le ofrecía mamá, eso le va a ayudar a encontrarse con algo conocido cuando salga al exterior.
Hay tres canales principales de conexión con el bebé desde el embarazo, uno de ellos es el mas natural desde torrente sanguíneo a través del cordón umbilical, todo lo que le va llegando de mi alimentación,  y sobre todo lo que necesita para alimentarse para nutrirse  para desarrollarse aparece desde el torrente sanguíneo. Cuando el bebé empiece a despertar sus sentidos, como dije antes es el del oído luego poquito a poco el tacto cuando el bebe este mejor desarrollado,  y esto va a ayudar a que el bebé conecte mejor con la mamá y por ultimo la perfección ultra sensorial,  lo que yo le transmito al bebe a través de las emociones, eso lo va a percibir.
Si les dijeran que hicieran una lista, que pusieran cosas importantes, ¿Qué es la amistad?, ¿Qué es el amor?, ¿Qué es el embarazo para mi?, todo esto  que pudieras hacer una lista, que es una lista de valores, de significados, no nos daremos cuenta hasta que nuestro hijo tenga cierta edad en la que podamos preguntarle que opinas tu sobre esto, no nos estaremos dando cuenta hasta que no le escuchemos decir que coincide mucho con nosotros aunque no lo hablemos de forma expresa, a nuestro hijo le estamos transmitiendo nuestras creencias, nuestras expectativas, nuestra forma de ver la vida y esto genera también unas emociones, una energía dentro del cuerpo.
Lo importante es cogerlo como la riqueza, de cuanto podamos aportar, de cuanto podamos ayudar a nuestro bebé sabiendo todo esto.
La pareja es importantísima, para que se sienta parte del embarazo, es importante que haya cuidado para crear ese vínculo esencial para afrontar la crianza.
Aquí Raquel propone otro ejercicio. Hacer una lista con todo lo que nos gustaría hacer hoy, hacer mañana, que cosas nos hace sentir bien y mandársela a una persona de confianza, y a las parejas que estén esperando un bebé, ¿Cuántas cosas tienen que ver con el embarazo?, ¿Cuántas cosas tienen que ver con el bebé¿, ¿Cuántas cosas tienen relación con la familia?, ¿Cuántas cosas tienen que ver solo contigo?, esto será también una buena conversación con la pareja sobre que necesidades son las que tenemos y como nos gustaría cubrirlas y por otro lado como nos gustaría que nos acompañaran. Aconseja que cuando hagan esas listas que se reflexione sobre todo lo que hemos puesto, que saldrán muchas cosas y nos ayudaran a estar aun mejor, y a defender nuestros derechos emocionales y a saber expresarlos, es muy importante y eso lo pasamos por alto, tenemos que ser conscientes de que este es el momento de cuidarse, siempre es el momento de cuidarse.
Si yo os hablo de miradas prolongadas, de mirarse a los ojos, de tocarse, de buscar ese vinculo al mirarse, ¿Cuándo se siente esto? esto pasa cuando estamos enamorados, aguantamos toda la noche con aquella persona de la que estamos enamorados, podemos pasar horas en vela con esa persona, con nuestro bebe nos pasará lo mismo, funciona a través de la hormona oxitocina.
La oxitocina se desarrolla también en el hombre cuando cuida del bebé, la mujer la desarrolla de una forma natural, el hombre la tiene que ejercitar, de hecho hay estudios que lo demuestran, cuando hombre se siente enamorado la fidelidad sale en un grado mas alto, que otra persona que no esta enamorada, los grados de oxitocina es mas alto en los hombres enamorados. Es importante que nuestra pareja cuide del bebé, porque cuando esta al cuidado del bebé esta desarrollando la oxitocina  y así se favorece esa conexión con el niño, esa conexión que ya tiene la madre de forma innata también pueda desarrollarla nuestra pareja, y que pueda mirar a su bebé y sepa lo que significa esa sonrisa, esa mueca o ese gesto, por esto es importante permitirles a nuestras parejas que se impliquen en la crianza de los hijos.
Para trabajar con la pareja, hay que poder tener conversaciones conscientes que podrían ser lo mismo que sentimos con los bebes que somos capaces de estar horas cuidándoles, una conversación con nuestra pareja podría ser mirarnos a los ojos, tocarnos, simplemente sintiéndonos conectados, porque se viene el caos, ya que cuando nazca el bebé nos cambiara la vida, nos quitaras horas de sueño, y hay que estar mas preparados para esto, por eso es muy importante tener un buen vinculo con nuestras parejas.
Una vez que ha nacido el bebé, lo primero hay que tener consciencia de sus necesidades, tenemos una especie de tricerebro , el cerebro reptiliano, el cerebro emocional y el cerebro racional, siendo este el ultimo que se desarrolla. En el cerebro reptiliano podemos encontrar el instinto de supervivencia, que esta cuando nacen lo bebés con ese 20% de cerebro desarrollado, el llanto necesario para sobrevivir, para poder transmitir sus emociones, sus necesidades, también se regula la temperatura, poco a poco se va desarrollando el bebe y se va teniendo esa referencia de quien es la figura de apego, desde aquí se desarrolla el cerebro emocional y para que se desarrolle adecuadamente es importante tener un buen estado emocional lo que lo llevara a crear su nivel de auto concepto y la autoestima, las experiencias que vaya viviendo el bebe crean seguridad y tranquilidad, por eso crear esa figura de apego con una referencia de apego seguro. Por lo cual es vital para su desarrollo cerebral cogerlo cuando lo necesite, atenderlo, y darle cariño.
Los bebés nacen con cuatro emociones básicas, la alegría con la rabia y la tranquilidad con el miedo, ya nacen con estas cuatro emociones, por eso que se regulan así desde este cerebro reptiliano que cuando se siente fenomenal nos llamara la atención y querrá compartirlo con nosotros, cuando tenga miedo, cuando sienta rabia, cuando se sienta inseguro va a llorar y necesita nuestra protección, en el momento del llanto  ya es momento de demanda emocional y de supervivencia, lógicamente necesitara comer y dormir. Nos van a contar muchas cosas desde pediatría, de como va evolucionando desde el nacimiento. Pero hay cosas que no nos va a contar nadie, como decía antes el  como es nuestro hijo, es que cada uno de nosotros percibimos la información de una manera diferente, la procesamos de forma distinta y la interpretamos también de maneras distintas antes los mismos hechos, esto tiene mucho que ver con el temperamento que se hace desde el nacimiento por eso que no hay dos bebes iguales, no hay dos hermanos iguales, aunque los padres digan si yo los he educado igual y mira que distintos han salido, es que cada uno es diferente y percibimos de forma distinta por eso es muy importante observar a nuestro bebé, para saber que es lo que les gusta, en que momento cambian el gesto, que es lo que le hace agitarse un poco mas, con que momentos también puede encontrarse  mas tranquilo para dormir, que le facilita el poder dormir, todas esas cosas son gracias a estos cuidados que nosotros mantenemos, la oxitocina que nos mantiene en alerta a las mamas que en cuanto escuchamos algo ya vamos corriendo, y a nuestras parejas que también ayudan en el cuidado del bebé.
Aquí les he contado los tres tipos de cerebros que tenemos dentro del mismo cerebro, porque estamos así de bien equipados, este es el pequeño reflejo de los que les he contado hasta ahora, el cerebro reptiliano que tiene que ver con el instinto por eso nacemos totalmente instintivos y emocionales, con la supervivencia, la reproducción la temperatura, el equilibrio de la temperatura, la nutrición, la alimentación todo esto tiene aquí su espacio.
El cerebro límbico, es el cerebro emocional y desde aquí que nuestro bebé está en esas dos fases, primero en el instintivo, luego en la emocional y por último en la racional, cunado le digamos frases sabemos que poco a poco las ira entendiendo, a partir de los dos meses ya empieza a captar mejor los mensajes, sobre todo con el NO, porque cuando empezamos una frase con el no, no lo registrara hasta más adelante, el no lo tires por ejemplo, ¿Qué hace el bebé? pues lo tirara al suelo, y vamos poco a poco entendiendo que nuestro bebé está pasando por este proceso de aprendizaje y desarrollo así que lo primero que necesita es muy sencillo, que es la parte emocional como no se lo vamos a dar, por lo tanto, que es lo que necesita un bebé para estar tranquilo?, el bebé necesita unos padres tranquilos, unos padres que también sepan regular sus emociones, que también sepan expresarlas y poder canalizarlas, para poder transmitir eso a sus hijos, y esa necesidad nos acompaña. Por lo tanto lo que mas necesita un bebé es lo que nosotros podemos brindarles.